El techo y el suelo del mercado del alquiler en España

    • SU VIVIENDA
    • Madrid

    El Paseo de Gracia en Barcelona, con una renta de 35,5 euros el metro cuadrado es la calle más cara de España. En el lado opuesto, está Elche (1,9 euros)

    El precio del alquiler en Madrid sube un 4,8%

    Las rentas en Barcelona y Madrid continúan en la cima del alquiler en España, mientas que la Comunidad Valenciana registra los precios más bajos.

    El informe anual de la tasadora Tecnitasa apunta al Paseo de Gracia en Barcelona como la calle con el alquiler más caro del país (con un valor de 35,5 euros el metro cuadrado) en 2017. Así, un piso de 150 metros tenía un coste de 5.325 euros al mes

    A la arteria de la ciudad condal le siguió la calle Serrano en Madrid (32,2 euros el metro cuadrado) y la Avenida de la Libertad, en San Sebastián, con una renta de 22,7 euros.

    Las más asequibles

    Si lo que se busca es una ciudad económica para vivir habrá que mirar al levante español. En él se encuentran ciudades como Alicante o Elche, con rentas asequibles cada mes. En la ciudad alicantina se asienta el barrio Juan XXIII, donde un piso de 70 metros registró un alquiler de 140 euros al mes. En Elche, en el barrio de Carrús, el coste mensual del metro cuadrado ascendió a 1,9 euros el pasado ejercicio.

    Almería se encuentra igualmente entre las ciudades más baratas: el alquiler de un piso de 95 metros en el barrio de Pescadería ascendió a 238 euros al mes el pasado año

    En el conjunto nacional el crecimiento medio del alquiler fue de 4,86% en 2017 con respecto a 2016, y el incremento más acusado en las rentas se localizó en Palma de Mallorca, con el 35,14%, según el informe de Tecnitasa. Esto significó que el alquiler en la capital mallorquina pasó de 9,99 euros el metro cuadrado en 2016 a 13,5 euros el pasado año.

    Los precios de alquiler más estables se localizaron en municipios como Dos Hermanas (Sevilla), donde la renta no varió entre 2016 y 2017. Así una vivienda de 65 metros en la zona más económica se pagó a 247 euros.

    “El crecimiento cercano al 5% es un porcentaje medio dentro de un mercado de la vivienda muy heterogéneo según las diferentes capitales de provincia. Es precisamente esa heterogeneidad, que tiene nuestro mercado inmobiliario y su comportamiento según las zonas y las tipologías, lo que conlleva que se encuentren precios muy diversos en una horquilla muy amplia“, subraya José María Basáñez, presidente de Tecnitasa.