Las 4 reglas de oro para vender un terreno

Estos son las 4 reglas de oro que Bellatores te contará para ayudar en la venta de tu terreno:

1. Utiliza todos los medios a tu alcance

Ya se sabe que quien mucho abarca, poco aprieta. Este refrán suele cumplirse en la mayoría de ocasiones, pero tal vez el caso que nos ocupa vendría a ser la excepción que confirma la regla. Los testimonios de los profesionales que han conseguido vender un terreno recomiendan abrir fuego a discreción. Deberás aprovechar todos los recursos que tengas a tu disposición para que tu mensaje, lejos de perderse en el espacio sideral, impacte en un número importante de interesados. No canalices tus esfuerzos en un solo medio; haz uso de cualquier formato para explotar todos tus recursos. Portales inmobiliarios como Bellatores, prensa escrita, página web propia, redes sociales… La oferta del terreno se diversificará a través de distintas vías. Aumentará tu público.

2. Separa la oferta del resto

Si quieres que tu oferta destaque por encima de las demás, lo más apropiado sería que pudieras confeccionar una landing page exclusiva para el anuncio. El terreno precisa de una espacio donde pueda desplegar todo su potencial, así no habrá otras publicaciones que puedan ensombrecer sus cualidades. El cliente merece revisar las virtudes de tu solar con detenimiento, al detalle. Y una descripción escrupulosa sobre el lote de tierra que pretendes vender sólo tiene cabida en una página de aterrizaje completa.

3. Habla sobre los beneficios

En tu página tendrían que aparecer los sustanciosos réditos que obtendrá el público por dicha adquisición. Porque puede que el cliente sea alguien que desea invertir en la compra, no todo el mundo que se adueña de un terreno lo quiere para su propio disfrute. En la descripción, debe quedar bien explícito todo el desglose de esa operación. Es decir: el precio de venta, lo que costaría construir una propiedad determinada y lo que se ganaría en caso de arrendarla. Los beneficios siempre atraen miradas. No lo dudes y menciónalos.

4. Crea un título llamativo

El retorno de inversión que acabamos de citar tendría que incrustarse en el título del anuncio. ¿Acaso no suscita interés? ¿No funciona como un cartel que relampaguea con luces de neón?. Es el preludio que debe actuar como embrujo. Y nada persuade tanto como las riquezas que puede provocar una compra. Si las nombras como presentación del terreno, llevarás ventaja sobre el resto.

Venderás el terreno en menos que canta un gallo. Eficacia comprobada. ¿Quieres más ayuda? Pues ya sabes, publica tu terreno en venta en nuestra página web y nosotros se lo mostraremos a miles de interesados.