Más de la mitad de las oficinas de Barcelona para los próximos dos años está prealquilada

21 junio 2018, 12:26

Este 2018, Barcelona ha cogido aliento y ha dejado atrás aquel trimestre negro de final de 2017, en lo que a ocupación de oficinas se refiere. Los datos que recoge la consultora JLL lo confirman: el 60% de la oferta de oficinas que saldrá al mercado en los próximos dos años, unos 328.000 m2 nuevos, ya tiene acordado un inquilino.

Con todo esa buena noticia trae consigo una presión sobre las rentas, y se prevé que incrementen un 3,8% de media anual hasta 2020, según JLL. Un aumento debido a la poca disponibilidad, que se ha reducido a la mitad en cuatro años (actualmente se sitúa en un 7,1%) y aún más en las nuevas zonas de negocio (como 22@ o Plaza Europa) en las que la disponibilidad apenas alcanza el 5%.

A cierre de 2017, un estudio de la consultora Savills Aguirre Newman confirmaba que se contrataron 343.426 m2. Cinco operaciones estrella fueron las que dieron esa cifra. Todas ellas realizadas entre 22@ y Plaza Europa, las zonas descentralizadas de los ejes históricos de negocios.

Estas fueron la instalación de Esteve en Torre Marina (Paseo de la Zona Franca) para ocupar 11.860 m2; la tecnológica King al contratar un 84% del Parc Glòries (22@) y ocupar 8.837 m2; la gigante del coworking WeWork en el edificio Luxa Gold del Bussiness Park (en 22@), ocupando 6.572 m2; la competencia de WeWork, Regus, y la contratación de 3.800 m2 en el Edificio La Campana (Zona Franca); y la funeraria Mémora, con la contratación de 2.100 m2 en Torre Auditori (Zona Franca).

Desde Savills Aguirre Newman explican que el “volumen de inversión se encuentra en máximos históricos desde hace diez años” y eso, pese a la buena noticia para el sector inmobiliario, implica un aumento de los precios. Fuentes de JLL apuntan a una fuerte presión al alza sobre todo en los inmuebles de nueva construcción, por la incapacidad de atender la demanda futura de espacios.

De los m2 que saldrán hasta 2020 (328.000 m2), casi 100.000 m2 ya están prealquilados. Desde  JLL auguran que, teniendo en cuenta los sólidos niveles de contratación en Barcelona, entre 320.000 y 350.000 m2 al año, demuestra que falta oferta para esa demanda.

Según Savills Aguirre Newman, se espera que salgan al mercado entre este año y el que viene unos 305.000 m2 nuevos, entre nuevos proyectos y rehabilitación de existentes.