Multas de 20.000 euros para los propietarios que no sustituyan la caldera de carbón en Madrid

Autor:Redacción

Este tipo de calefacción estará prohibida en la capital a partir de 2022 · Las calderas de gasóleo también tendrán que cambiarse.

Las comunidades de propietarios que no sustituyan su caldera de carbón antes de 2022 pueden enfrentarse a multas de hasta 20.000 euros por parte del Ayuntamiento de Madrid. A partir del 1 de enero del próximo año, estarán prohibidas por normativa en todo el municipio a través de la nueva Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad. Aún quedan 150 calderas de carbón en la capital, y se pretende reducir a la mitad las de gasoil, con el objetivo de que pasen de 4.500 a 2.250 en 2027.

Según los cálculos del Ayuntamiento de Madrid todavía existen 150 calderas de carbón en edificios de comunidades de propietarios en la capital. En 2020, pese a la situación de pandemia por la COVID-19 y a la suspensión de las juntas de propietarios en las comunidades se consiguió la sustitución de una veintena de estas salas de calderas de carbón, según la Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía (Agremia), entidad designada por el Ayuntamiento para gestionar las ayudas destinadas a la sustitución de salas de calderas contaminantes por otras más eficientes durante 2020.

Además de las calderas de carbón, también quedan unas 4.500 calderas de gasóleo que se pretenden reducir a la mitad en los próximos seis años, a través de la nueva Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad del Ayuntamiento que dirige el popular José Luis Martínez-Almeida.

Para favorecer esta transición, el Ayuntamiento abrirá una segunda convocatoria del Plan Cambia 360, para el que reserva 8,5 millones de euros para sustituir las calderas de gasóleo, y 2 millones de euros para eliminar las calderas de carbón. A estas ayudas se suman 1,5 millones para sistemas de climatización eficientes y sostenibles en pymes y 1,3 millones para sistemas de calefacción y agua caliente sin emisiones.

El incumplimiento en el uso de estos combustibles, potencialmente contaminadores en la atmósfera, puede acarrear una sanción de hasta 20.000 euros para el titular de la instalación, en el caso de muchas viviendas es la comunidad de propietarios.

Se puede reducir en un 40% el volumen total de emisiones en Madrid

Según los cálculos de la compañía ISTA, especializada en la mejora de la eficiencia energética del sector inmobiliario, se podría reducir en un 40% el volumen total de emisiones en la ciudad de Madrid con la prohibición del uso de calderas de carbón, la progresiva eliminación de las de gasóleo y la obligatoria instalación de contadores de calefacción.

En España existen cerca de 1,5 millones de hogares con calefacción central, 600.000 viviendas en la Comunidad de Madrid, que son causantes de la emisión de 1,05 millones de toneladas de gases de efecto contaminante a la atmósfera cada año.